Hay muchas sustancias psicoactivas que alteran el estado de ánimo y adictivo, siendo la más común la siguiente:

Alcohol, drogas, alucinógenos, cafeína, heroína, crack, disolventes (Colas), nicotina, cocaína, cannabis (hachís), el éxtasis.