Trastornos de la alimentación (anorexia nerviosa y bulimia nerviosa) son graves problemas psicopatológicos que afectan principalmente a las mujeres jóvenes. Ambos cuadros clínicos son relativamente comunes y tendieron a aumentar en la incidencia durante los años 90.

Es el deseo irresistible de comer más (bulimia), seguido de vómitos o purgas auto-inducidas, o un miedo morboso a engordar (anorexia), son situaciones complejas que se benefician de los enfoques psiquiátricas y psicoterapéuticas en los modelos de autoayuda y terapia familiar.